Mis mejores lecturas de 2018

Uno de los momentos que más disfruto de escribir en este blog es cuando me pongo a hacer balance de lo leído en un año y a escoger mis mejores lecturas. Una tarea ardua, por otra parte, que se complica este 2018 cuando he leído librazos, novelas fantásticas, libros que me han cambiado, ensayos que me han aportado luz y poemarios que me han reconciliado con la poesía. Fue difícil y por eso, de esta vez, escojo, nada más y nada menos, que MIS MEJORES 20 LECTURAS de este 2018 que, por cierto, marcaron un antes y un después en la consolidación de este espacio literario. Pero de ello ya hablaremos en otra entrada. Sin más dilación, ahí va lo mejorcito de este año.

El juego de la invención: Elena Marqués Núñez

Estamos delante de un constructo literario que nos desconcierta y nos camela a la vez, que nos remueve y que supone una delicia para los lectores que disfrutan de los libros que dejan poso, que remueven y a los que tienes que volver atrás todo el rato para captar las pistas que nos va dejando la autora. Por cierto, Elena Marqués es una autora grandiosa, toda su obra tiene concomitancias con narradores como Gabo o Cortázar.

Aquello que fuimos: Pilar Muñoz Álamo

Estamos delante de una obra que nos habla de esa parte más gris de la vida, de los errores que a veces cometemos en el pasado pero que todos deberíamos tener la posibilidad de emendar. A través de las vidas cruzadas de sus dos protagonistas, Blanca y Fuensanta, reflexionamos sobre las decisiones que un día tomamos y que cambian nuestro rumbo, o también de esos sucesos que llegan de casualidad y tras los cuales nunca volveremos a ser las mismas.

Inflorescencia: Miriam Beizana Vigo

Inflorescencia es magia ya desde el propio título, una palabra con un simbolismo especial que alude a la unión que deberíamos tener todas las mujeres entre nosotras, al igual que las flores en primavera. Un significado este que entronca con lo que nos enseña la novela, que en cualquier momento siempre existe una persona para ayudarnos a sobrellevar los problemas.

Florescencia: Kopano Matlwa

Aunque se trata de una obra de ficción, lo que nos cuenta está terroríficamente pegado a la realidad, sobre todo porque reflexiona sobre la violencia que sufren las mujeres e introduce ese matiz tan necesario y que a veces olvidamos: que las mujeres negras sufren una doble discriminación, por género y raza.

La azotea: Fernanda Trías

Concebida como una novela que seduce por lo que no cuenta, La azotea contiene en su interior, a pesar de su corta extensión, un mundo muy complejo en el que, a través de la figura de Clara, encontramos a muchas mujeres que viven atrapadas en un espacio y con una rutina que no las deja hacer otra cosa, ir más allá en el avance de sus vidas.

En las ciudades escondidas: Natalia Cerezo

Se conjugan aquí historias que hablan del final del verano y de ese septiembre (podría valer octubre) que indica, muchas veces, el comienzo de una nueva etapa. Son unas pocas páginas las que le bastan a la autora para crear la simiente, o evocar un recuerdo, y dar paso a una escena que nos rememora una sensación, que casi siempre tiene que ver con la nostalgia de un tiempo pasado y con la niñez, o con ese tránsito inevitable de la infancia a la edad adulta.

Luz en la piel, cinco voces de mujer: Gabriela Guerra Rey

Se toma como base las vivencias de cinco amigas (Sandra, Magalis, Gretel, Lucía y María) para reflexionar sobre lo que supone ser mujer en el siglo XXI, sin olvidar tampoco a las que vivieron antes que nosotras. El mecanismo que emplea es el de rememorar hacia atrás, cuando las cinco chicas vivían en un internado y compartían momentos aparentemente banales pero que con el tiempo adquirieron su importancia, unos años en los que todas ellas comenzaban a experimentar con su cuerpo, a sentir el deseo y a temer y amar el sexo.

Al abrigo: Elisa Sánchez Prieto

Estamos delante de una novela que encapsula muchos sentimientos, abrazos y también esa vida puta que tuvieron que pasar nuestros antepasados. Mientras iba conociendo las vivencias de Juan padre y Juan hijo, de la Conversa, Antonio, Miguelángel y de Eva Blanco Lázaro, en mi mente no cesaba de sonar La Tarara en sus distintas versiones, al igual que le debió de acontecer a la autora mientras la escribía, pues este tema está presente a lo largo de las más de cuatrocientas páginas.

República luminosa: Andrés Barba

A lo largo de toda la novela, ganadora del Premio Herralde 2018, experimentaremos una sensación de hastío, de bochorno (Barba es un experto en este tipo de situaciones) y nos plantearemos un largo debate (y también necesario) alrededor de cuánto hay de inocencia y de maldad en la infancia y cómo los niños y niñas experimentan unos sentimientos u otros dependiendo del lugar en el que se críen.

El dolor de los demás: Miguel Ángel Hernández

A caballo entre la autobiografía, la novela policiaca y el reportaje periodístico, Miguel Ángel, desnuda su alma, sus miedos y su pasado olvidado, mientras indaga en un crimen ocurrido hace veinte años, ocurrido en la Nochebuena de 1995. No se trata de un crimen cualquiera, y esto es lo que hace que la novela se vuelva adictiva y enfermiza, sino que es el mejor amigo del autor, Nicolás, el que asesina a su hermana y después se quita la vida saltando por un barranco.

El complot de las damas muertas: Jessa Crispin

Situada entre el ensayo filosófico, la crónica de viajes y el alegato feminista, sus páginas están plagadas de reflexiones que nos llevan a debatirnos sobre la sociedad y todo el orden de cosas que defendemos habitualmente. Su virtud es, pues, poner todo patas arriba.

Personalmente, lo que más me ha impactado es la capacidad de la autora para indagar en otros puntos de vista distintos al hablar de los y las intelectuales y de su relación con el espacio.

Pepuka y el monstruo que se llevó su sonrisa: Estrella Moreno

Pepuka narra la historia de una muñeca a la que un monstruo roba la sonrisa. A partir de esta imagen, cada uno de los símbolos que se emplean aquí están controlados al milímetro y al servicio del fin último: luchar porque nadie nos quite la sonrisa.  Un mensaje, sin duda, muy alentador y necesario, que dará fuerzas a todas las mujeres que viven o han vivido una situación de maltrato durante la que dejaron de ser ellas mismas para convertirse en seres muchas veces inertes y sin vida.

Malva: Hagar Peeters

Malva es un libro incómodo, si por ello nos referimos a que hace tambalear a un mito como el Pablo Neruda. Y es que esta novela es la supuesta carta desde el otro mundo de Malva Marina Trinidad del Carmen Reyes, o Malvita para los amigos, a su padre Pablo Neruda.  Es una carta de venganza, a veces, y de recuerdo, otras, en la que se describe el abandono a la que fue sometida esta niña desde el día de su nacimiento, cuando le descubren una hidrocefalia, hasta el de su temprana muerte. Quizás esta imperfección fue la que llevó a ese padre a desentenderse de ella y de su madre.

La niña del salto: Edgar Borges

La niña del salto sugiere más que cuenta, y ahí reside la buena pluma del autor, que es capaz de hablarnos de la violencia machista sin utilizar los típicos argumentos, sino con una clara conciencia de aludir a las causas, y al sentido primario de su permanencia. Y en íntima relación con ella, en una sentida conciencia por lo que hace, Edgar Borges no deja escapar la oportunidad de defender a ultranza la poesía como fórmula para quitarle importancia y gravedad a la realidad, hasta a los asuntos más negros. Solucionarlos no puede, pero sí otorgarle ese punto de belleza que nos haga seguir. Y por si fuera poco con sus letras, la novela está llena de referencias literarias, entre las que sobresalen César Aira y Diane di Prima.

La noche divide el día: Mario Blázquez

Con este libro redescubrí la magia que reside en los relatos bien contados, poseedores de ciertas estructuras y trazos lingüísticos que los hacen en muchas ocasiones más intensos que las novelas, pues en poco espacio deben condensar la intriga y describir o evocar un mundo que traspasa las barreras de lo real.

Los países: Marie-Hélène Haffon

Se podría definir como el recorrido de una chica que se convierte en mujer, que explora el despertar de la intelectualidad y que se debate a lo largo de su vida entre París y la granja de Cantal, donde se encuentran la mayor parte de sus recuerdos de niña. El libro recoge, pues, una serie de reflexiones, desordenadas como la vida misma, con las que todas las personas nos identificaremos, sobre todo en esa dualidad entre dos espacios que uno desea y que no puede tener a la vez: el campo, por su paz, y las ciudades, por las oportunidades que ofrecen de realizarse profesional e intelectualmente, sin olvidar el esfuerzo que requiere irse de casa y luchar por un sueño.

E en galego…

Canción de solpor: Lewis Grassic Gibbon

Un libro marabilloso, sobre todo por esa poesía coa que o autor é quen de describir unha vila que vivía do campo e cuxo calendario era marcado polas tarefas da plantación, como a sacha, a sementeira e a colleita, tras das que poderiamos ver tamén o crecemento das persoas e das vilas. Por este motivo, e por defender unha forma de vida sosegada e de intercambios humanos, é unha novela que todos e todas deberiamos ler hoxe en día, cando semella que se esqueceu de onde vimos.

A simetría das bestas: Alberto Ramos

Ler A simetría das bestas supón un pracer infinito, pois a maxia atópase en cada palabra elixida e nas combinacións das mesmas, que fan de Ramos unha das grandes promesas literarias do noso país, pois é quen de escribir sobre a marxinalidade con moita mestría e cunha clara vocación social e cun corte ata filosófico. Dentro da súa brevidade atópase espazo para reflexións moi orixinais e persoais.

Contra todo isto: Manuel Rivas

Porque está claro, e estes artigos demóstrano, que a información é poder, e por iso é preciso que máis ca nunca fuxamos do pensamento único e activemos a crítica ante cada noticia que saia nos medios de comunicación cada día. Esta crítica apréndese se temos claro cal é o mundo no que queremos vivir e as consecuencias da aplicación de certas políticas.

Contra todo isto empúrranos a non ficar calados, a ver máis alá do que temos diante dos ollos, e a fuxir do conformismo para puxar por un mundo máis xusto.

Soños. Arquivos. Cartas: María do Cebreiro

María do Cebreiro escribe sobre o amor e, sobre todo, do desamor, dese momento no que, ás veces sen xustificación aparente, deixamos de querer compartir a vida cunha persoa ou, simplemente, os sentimentos arrefríanse.

Escrito por

Graduada en periodismo y enamorada de la lectura y la cultura. Porque leer nos hace mejores personas.

Un comentario sobre “Mis mejores lecturas de 2018

  1. PUes sólo he leído el de Pilar Muñoz Álamo, que también va a estar entre mis mejores lecturas del año. Tomo buena nota de los demás. Buen año de lecturas!
    Besotes!!!

    Me gusta

Si te ha gustado este artículo y quieres dejar tu opinión, encantada de leerte!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.