En las ciudades escondidas

Es aquella mano que sostiene un vaso alargado y que habla con voz de tormenta, como la lluvia furiosa que cae algunas tardes de agosto”.

Mi enamoramiento por la lectura atravesó varias fases. En un primer momento buscaba entretenimiento, huir del mundo y anhelar otros espacios diferentes al que habitaba en los años de infancia. Más adelante, fui descubriendo que los libros podrían ser como amigos con los que compartes tus alegrías pero también tus penas, es decir, que la lectura comenzaba a tener ya un sentido mucho más íntimo, para dar paso al momento presente. Ahora valoro los libros que me cuentan historias de lo cotidiano, con un toque intimista que me haga reflexionar sobre el mundo y sus avatares. Quizá las autoras que me han ayudado a llegar hasta aquí fueron Ana María Matute, Almudena Grandes y Carmen Martín Gaite. Las tres manejan a la perfección ese arte de contar historias desde la cotidianeidad, convirtiendo en héroes a personas de carne y hueso como tú y como yo.

Y con estos ingredientes se construyen también los relatos que conforman En las ciudades escondidas, una recopilación maravillosa de la joven Natàlia Cerezo que nos trae Rata y que, precisamente, es idóneo para comenzar este otoño. ¿Sabéis por qué? Porque aquí se conjugan historias que hablan del final del verano y de ese septiembre (podría valer octubre) que indica, muchas veces, el comienzo de una nueva etapa. Son unas pocas páginas las que le bastan a la autora para crear la simiente, o evocar un recuerdo, y dar paso a una escena que nos rememora una sensación, que casi siempre tiene que ver con la nostalgia de un tiempo pasado y con la niñez, o con ese tránsito inevitable de la infancia a la edad adulta.

Pero lo que de verdad distingue a estos quince cuentos es su ambientación en espacios rurales, de frontera, alejados de las grandes ciudades. Porque solamente ahí, en los márgenes, en medio de la aparente calma, se producen los pequeños misterios de la vida y, como no, los momentos que se quedan impregnados en nuestra memoria. Y, unido a ello, encontramos también esa mirada detallista de la autora, que es capaz de centrarse en los objetos más pequeños para evocar una forma de sentir, en la que se elimina lo superfluo. Discernir lo que nos quiere contar será misión del lector, que disfrutará con este juego literario en el que se requiere de su máxima atención para no perderse nada y para imaginar la historia más allá del camino que nos abre Natalia con estos bocetos (miniaturas).

Parece como si, al morir, nuestra presencia se disolviera como jabón”.

En definitiva, hay que destacar que estamos delante de unos relatos maravillosos, para disfrutar con calma, que reflexionan sobre el mundo y sus aspectos más fríos y que nos dejan con ganas de más. Aunque puede que no aporte nada, no podría pasar de comentar que este libro de Rata vuelve a ser idóneo para disfrutar en el viaje, pues así se entenderá mejor esa sensación de tránsito, de descubrimiento, de los pequeños detalles que podrían conformar la vida de cualquier persona.

Ficha técnica

Título: En las ciudades escondidas

Autora: Natàlia Cerezo

Editorial: Rata Books

Año de publicación: 2018

Número de páginas: 183

Escrito por

Graduada en periodismo y enamorada de la lectura y la cultura. Porque leer nos hace mejores personas.

2 comentarios sobre “En las ciudades escondidas

Si te ha gustado este artículo y quieres dejar tu opinión, encantada de leerte!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.