Amalia López, editora de Sinerrata
Amalia López, editora de Sinerrata

Amalia López decidió hace cuatro años lanzarse a la creación de una editorial digital, y ahora está al frente de Sinerrata. Consciente de que el futuro pasa en parte por lo digital, y tras una trayectoria profesional en distintas posiciones dentro del mundo editorial, quiere demostrar con este proyecto que la calidad no está reñida con la tecnología y que el contenido es más importante que el formato. Con una edición muy meticulosa y una especialización en la novela policíaca, cuentan ya con una decena de libros en su catálogo. De ellos han calado con muy buen pie en los lectores/as la saga protagonizada por el Cabo Holmes, creada por Carlos Laredo, y la de Carmelo Domínguez, de Fernando Roye. Aunque son también interesantes otros títulos que se han reseñado en este blog como Devuélveme mi noche rota, de José Morand, o Allí donde el viento espera, de Maia Losch.

(P): ¿Cómo se gesta y sobrevive una editorial en tiempos de crisis?

Con mucha ilusión, vocación y esfuerzo, básicamente. Los comienzos fueron duros porque una editorial como Sinerrata, pequeña, digital y recién llegada, tiene que pelear muy duro para conseguir visibilidad. Poco a poco nos hemos dado a conocer entre una pequeña parte del público lector, pero las circunstancias siguen sin ser muy favorables, precisamente por esos “tiempos de crisis” que mencionas en la pregunta, por lo que seguimos usando la ilusión y el aprecio de los lectores y los autores como recompensa y principal motor.

(P): La editorial que diriges se diferencia por su edición en digital y la especialización en la novela policiaca. ¿El futuro del libro pasa entonces por saber diferenciarse y aportar algo más a lo tradicional?

Creo que un momento como este, en el que cada vez hay más actividades de ocio accesible que “compiten” con la lectura, y en el que hay también una oferta literaria enorme, una de las formas de sobrevivir es precisamente encontrar un público pequeño pero fiel, y eso se consigue, entre otras cosas, con la especialización. No me atrevo a asegurar que el futuro del libro pase por ahí pero sí que es una de las mejores vías para los autores, editoriales e incluso librerías independientes.

Rompecabezas del cabo holmes(P): En este sentido, a menudo vemos que compartís en vuestro blog artículos de reflexión sobre la novela policíaca en los que defendéis que este no es un género menor. ¿Qué aporta este género a la literatura, y por qué es tan denostada por parte de la mayoría de la crítica literaria?

Aquí juegan varios factores. Uno de ellos es que la narrativa de género (negro, romántico, juvenil, ciencia ficción…), tradicionalmente ha recibido por parte de la crítica “intelectual” un rango inferior a la ficción literaria, considerada la Literatura, con mayúsculas. De alguna manera se considera que los autores de novela negra, entre otros géneros, tienen menos talento puesto que, supuestamente, esta no necesita de un gran esfuerzo literario ni un gran dominio del lenguaje o de la técnica. En mi opinión, la calidad no tiene nada que ver con el género, y hay obras excelentes en cualquiera de ellos, como también las hay no tan buenas, como en todo.

Lo que la novela negra aporta a la literatura, en mi opinión, es un retrato social muchas veces mucho más realista y preciso que otros géneros. A través del relato de los crímenes y los investigadores podemos percibir claramente qué preocupa a una determinada sociedad en cada momento, cómo se estructura, cuáles son su defectos y sus virtudes. Para mí, la novela negra es lo más parecido al costumbrismo pero con una aproximación totalmente distinta. Y, además, es muy lectura muy entretenida, que permite al lector participar de alguna manera en la trama, realizando su propia investigación paralela a medida que avanza.

(P): ¿Qué relación tenéis con las editoriales 2709 books y Chidori Books, muy semejantes a vosotros en cuanto a la apuesta por lo digital?

Sobre todo, compartimos una idea muy parecida de la edición: digital, sin DRM, especializada y apostando claramente por la calidad. Somos pequeñas pero con mucha ilusión y una idea muy clara de lo que queremos. Ah, y somos tres mujeres al frente.

devuelveme-mi-noche-rota(P): ¿Cómo es vuestra forma de trabajar y de seleccionar las propuestas que van a formar parte de vuestro catálogo?

Trabajamos directamente con los autores, fundamentalmente. Nuestro buzón de correo electrónico está abierto (ahora mismo solo para obras de género negro) para recibir las propuestas de los escritores que quieran publicar con nosotros. El proceso de valoración y selección se basa en la calidad de los manuscritos, por supuesto, pero también en que sigan un estilo similar al de nuestro catálogo, que lo complementen y lo hagan crecer en la misma dirección que ya tiene.

(P): Si tuvieseis que seleccionar un título de vuestro catálogo, ¿con cuál os quedaríais?

Me resulta imposible contestar a esta pregunta, es un poco como lo de “¿a quién quieres más, a papá o a mamá?”. Cada título nos ha traído recompensa en diferentes sentidos, con cada autor tenemos una relación fantástica pero distinta. No, imposible.

(P): El Cabo Holmes y el sargento Carmelo Domínguez han venido ya para quedarse, ¿tenéis alguna novela policiaca más que se asemeje a ellos?

Precisamente ahora estamos en búsqueda de otro personaje a la altura de ellos y diría que pronto podremos aumentar la familia.

descarga(P): ¿Qué papel juegan las librerías en el caso de las editoriales que, como vosotros, dan una gran importancia al formato digital?

Desafortunadamente, un papel mucho más discreto del que nos gustaría. Somos muy conscientes de que nuestro modelo de negocio, basado en el formato digital, dificulta la relación con las librerías de calle, que mayoritariamente no tienen un espacio definido para el libro digital, pero consideramos que estas son fundamentales para el ecosistema del libro, con una función de recomendación y conexión con el lector insustituible, y desde el principio hemos buscado formas de trabajar con ellas. Tenemos dos títulos en SeeBook, las tarjetas de descarga que se venden en librerías, y estamos a punto de extender nuestro programa de impresión bajo demanda, ahora mismo solo disponible en Amazon, para que nuestros libros también lleguen a ellas.

(P): Te pido que nos hagas un sondeo de la crítica literaria, ¿blogueros o críticos profesionales?

La crítica profesional ha tenido y sigue teniendo un lugar en el mundo editorial. Creo que es importante que haya profesionales que nos ayuden a los lectores a aplicar algún tipo de filtro sobre lo que se publica, aunque sea con criterios distintos a los nuestros. Y los blogueros, desde mi punto de vista, son igual o más importantes, porque son los que nos hablan de tú a tú, nos descubren nuevos títulos y autores, nos recomiendan desde nuestro mismo nivel y nuestros mismos gustos. Yo los veo como una evolución del boca-oreja, que en este mucho interconectado, ahora tiene una dimensión mucho mayor.

(P): ¿Nos puedes adelantar los siguientes títulos de los que disfrutaremos?

Lo que tenemos ya en el horno es un nuevo caso del cabo Holmes y, algo más adelante, otra aventura del sargento Domínguez. Y mientras tanto, queremos añadir también al catálogo a un par de nuevos autores que estamos encuadrando ahora.

(P): ¿Cómo lectora cuáles son tus referentes literarios?

Tengo que admitir que soy una lectora muy heterogénea así que tengo referentes de lo más variados. La novela negra es mi debilidad, como no podía ser de otra forma, y en este género mis referentes son Andrea Camilleri y Henning Mankell, ambos por la calidad de sus respectivas series y personajes, tan multidimensionales, y por la carga de crítica social de sus novelas. En español, mis escritores favoritos son José Luis Sampedro y Gabriel García Márquez, y en el ámbito internacional me gustan mucho los rusos clásicos, en especial Mikhail Bulgakov, y un holandés contemporáneo que me encanta, Gerbrand Bakker. Y para terminar, mis referentes patrios actuales son Rosa Montero y Dolores Redondo.

(P): ¿Cuáles son las metas y los objetivos que queréis conseguir en los próximos años?

Nuestra gran meta es consolidarnos como editorial digital, convertirnos en una referencia en el formato y en el género negro, consiguiendo nuevos autores y títulos de calidad y ampliando y fidelizando a nuestros lectores.