«Otra» de Natalia Carrero

“Soy consciente de que no todo es ni puede ser literatura”. Y a pesar de eso, insistimos en convertir lo que vivimos en palabras, y conseguimos encontrar alivio unas veces, y desasosiego otras tantas. Llego a estas reflexiones mientras descubro Otra, la nueva novela de Natalia Carrero, una autora que ya me había conquistado con Yo misma, supongo, publicada hace unos años en Rata Books y que abordaba cuestiones relacionadas con la identidad y la búsqueda de un lugar en el mundo. Ahora, en Otra, sigue esa estela de la autoficción y se centra en temas que nos hacen pupa, precisamente por la sinceridad que traspiran y por el mecanismo de identificación que adoptamos.

El primero de estos temas es el alcoholismo de la protagonista de la novela, una mujer a la deriva que se sumerge en la bebida ante la impotencia, como un mecanismo de defensa que es el mismo que adoptaron otras mujeres antes que nosotras. ¿Qué pasa cuando no tenemos ilusión? ¿Cuándo son más las obligaciones que el disfrute? ¿Qué hacer cuando todo se tuerce?

“Delante de mí está el mañana en forma de menores a quienes conviene azuzar, animar para que sean responsables. No debería emplear las mismas armas que mi enemigo, basta ya de agresividad contra mí, nosotres y las persones amades. Deseos de llorar y aceptar. La bebida es lo de menos. Lo importante siempre han sido las palabras que no he conseguido decir, las que he reprimido o acaso nunca ha aprendido, y sigo en ello”.

La protagonista adopta el papel de resistir:

“Cuando me pregunto si se habrán dado cuenta de todo lo que he bebido es el momento del control. Acepto mi responsabilidad. Decidí traer estas vidas después de haber descartado otras dos anteriores, como opción consciente para sentir el peso que ahora mismo me ayuda a aferrarme a la tierra. Bueno, a este suelo de madera que vuelve a estar muy sucio. Le toca fregar a Denís, que suele dejarlo casi peor”.

Otro tema muy enlazado con el anterior, y que puede estar detrás de ese presente de nuestra protagonista, es el de la enfermedad psiquiátrica de su hermano, que la hace debatirse sobre su responsabilidad y la posible culpa, aunque también la impotencia de no poder salvarlo. Pero necesita decirlo, contárnoslo, y ahí yo la entiendo demasiado bien. Necesita verbalizarlo, porque lo que no se nombra parece que no existe:

“Para saber hasta qué punto algo es importante hay que decirlo en voz alta y observar cómo cae y cuánto permanece o tarda en airearse hasta el olvido. Mi hermano es esquizofrénico”.

Como ya habréis intuido, no estamos delante de una novela fácil pues, a pesar de su brevedad, debemos frenar su lectura muchas veces y tomar aire. Pero cuando la terminamos, no dejará de pulularnos por la cabeza y ahí es cuando nos daremos cuenta de su fortaleza, pues a los temas del alcoholismo y las enfermedades mentales, también aborda otros como la diversidad y la necesidad de la literatura.

Natalia Carrero es, sin duda, una de las grandes escritoras españolas contemporáneas, y sus libros constituyen lecciones enteras de vida, con sus pros y sus contras, sin pelos en la lengua. Y solo por eso, ya no nos dejará indiferentes, que es la característica que le pedimos aquí a los libros.

Ficha técnica

Título: Otra

Autora: Natalia Carrero

Editorial: Tránsito

Año de publicación: 2022

Número de páginas: 127

Escrito por

Graduada en periodismo y enamorada de la lectura y la cultura. Porque leer nos hace mejores personas.

Si te ha gustado este artículo y quieres dejar tu opinión, encantada de leerte!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.