«Alén Alén» de Luz Pichel

Es importante guarecer la memoria individual y también la colectiva, guardar los recuerdos y nuestra interpretación de los mismos como hacen nuestras abuelas con la fruta y los tarros de mermelada. Se depositan en los armarios o se regalan a las amistades, y un día se abren y se disfrutan. No sé, quizás con la poesía ocurre un poco eso, ¿no? A veces encontramos voces que siempre estuvieron ahí pero que llegan en el momento justo. 

Alén Alén, de Luz Pichel, se define como una autobiografía de un tiempo histórico, de un espacio, de un país, de lo político, de la infancia y la casa familiar, y de los objetos que construyen los recuerdos. Leemos este libro, publicado maravillosamente por la editorial La Uña Rota, como un grito que sale de nuestro estómago para volver a reivindicar, una vez más y nunca será suficiente, que las personas que nacemos en los pueblos no somos tontas, ni obviamos la realidad por residir en la Galicia /España profunda, ese concepto que los que se creen superiores emplean siempre con un tono despectivo. Pues bien, Luz Pichel escribe sobre Alén, ese pequeño pueblo lalinense que contiene en su significado “el más allá”, y que posee una gran riqueza y una idiosincrasia que emanan de la sabiduría popular de tantas personas que día a día ejercen la fortaleza desde tiempos inmemoriales. Alén Alén sería un homenaje a todos ellos, a todas ellas, pero sin nostalgias banales, sino con un estilo rompedor, en el que se ensambla la prosa y la poesía, la narrativa con el terreno más onírico, los sonidos con el silencio, y hasta las palabras en gallego y castellano.

Pichel, autora de libros como Co Co Co U, El pájaro mudo (Premio Ciudad de Santa Cruz de la Palma) o Casa pechada (XXVI Premio Esquío de Poesía), destaca por la reivindicación de la lengua a través de su renovación, pues ella es capaz de romper la sintaxis y de elevar las onomatopeyas al primer nivel, porque está claro que la poesía es ese género que permite un mayor juego con el lenguaje y la forma. Ella ahí es una experta, y también en su capacidad para hablar de lo cotidiano, de esos recuerdos pequeñitos que realmente evocan sensaciones, formas de ser, conceptos de una vida. 

“- ¿entonces una lengua una es también una manera de revolverse, sí?

– una lengua una es una imposición una impostura un poderío a muerte del albedrío

cuidador de las aldeas y sus pluralidades un aplanamiento de los temperamentos perdón

una lengua es todas

– Antonio Gámez merendaba estorninos”

La preocupación por la desaparición de la lengua gallega envuelve toda esta obra, al igual que la reflexión alrededor de las formas de vida tradicionales de los pueblos. Y es que, como decía al principio, Alén Alén, sus referencias a la naturaleza y a la lengua, es como esos tarros de mermelada que se guardan y se abren para recordarnos que siempre hay personas generosas que nos ofrecen lo necesario para la supervivencia. Luz Pichel es una guardiana de las palabras que amenazan con desaparecer, de los objetos que ya casi no conocemos y de esa memoria frágil que a veces se nos escapa.

Ficha técnica

Título: Alén Alén

Autora: Luz Pichel

Editorial: La Uña Rota

Año de publicación: 2021

Número de páginas: 174

Escrito por

Graduada en periodismo y enamorada de la lectura y la cultura. Porque leer nos hace mejores personas.

Si te ha gustado este artículo y quieres dejar tu opinión, encantada de leerte!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.