Romain Gary, autor de "La vida ante sí"
Romain Gary, autor de “La vida ante sí”

Roman Gary tuvo una vida novelesca y sus libros están inspirados en historias con aliento y profusión de quien lucha contra la fatalidad sin dejar de buscar cierta grandeza. Así lo manifiesta en La vida ante sí, un libro que nos enseña la vida vista desde los ojos de un niño, y que fue publicado con el seudónimo de Émile Ajar. Bajo este nombre falso, Gary demostró cuando los críticos lo ninguneaban, que su literatura no estaba en crisis, y se convirtió en el único escritor capaz de ganar el prestigioso Premio Goncourt en dos ocasiones.

Quizá la vida nos parece menos cruda cuando es un niño el que nos la cuenta bajo una perspectiva inocente y con todos los descubrimientos por delante. En La vida ante sí, el pequeño Momo, hijo de una prostituta y que vive en una pensión junto a otros niños de situaciones similares con la ayuda de la señora Rosa, es el narrador de la historia que nos presenta el autor. El argumento está plagado de anécdotas crudas y descarnadas sobre la vida misma, aunque con el toque que le otorga la inocencia y el humor de un niño de diez años.

A propósito de este libro, me comentaba una persona que los aspectos más difíciles y abyectos de la vida parecen menores si es un niño quien lo narra. A pesar de todo no debemos pecar de inocentes, y ser capaces de ver más allá de lo aparentemente banal, que es lo que nos enseña esta historia. Aquí están presentes muchas de las luchas internas del ser humano y de un tiempo histórico: las diferencias entre judíos y musulmanes, el paso del tiempo, la llegada de la vejez y de la influencia de esta en el cuerpo, la prostitución, la pobreza en los suburbios de París… Momo sobrevive con todo ello, y no para de bromear, de reírse de sí mismo y de sus circunstancias para lograr sobrevivir.

“Lo que a mí siempre me había llamado la atención es que las lágrimas estén previstas en el programa. Quiero decir que hayamos sido equipados para llorar”.

Es un libro que, salvando las limitaciones del tiempo, tiene muchas similitudes con Del color de la leche, ya que ambos narran la dureza de la vida desde el punto de vista de un niño/a.

Nacido en el año del comienzo de la Primera Guerra Muncial, Romain Gary se suicidó en 1980 quizás por no ser capaz de ver la vida como la veía el pequeño Momo.

Ficha técnica

9788483465349Título: La vida ante sí

Autor: Émile Ajar (Romain Gary)

Editorial: De Bolsillo

Año de publicación: 1975

Año de edición: 2014

Número de páginas: 200