Marguerite Duras, autora de "El dolor"
Marguerite Duras, autora de “El dolor”

Marguerite Duras se columpia entre la situación de víctima y verdugo en su obra El dolor, una especie de diario que escribió en el mes de abril del año 1944 cuando su marido Robert Antelme permaneció en campos de concentración debido a sus actividades en la Resistencia francesa.  Sumida en un profundo dolor ante la creencia de que su marido estaba ya muerto y no iba a aparecer, la autora volcó sus pensamientos, su día a día en un cuaderno que se convirtió en el momento de su publicación en un símbolo del horror nazi y del sufrimiento de las personas que esperaban a sus familiares sin saber si esa espera tendría retorno.

El dolor es un testimonio del sufrimiento de Marguerite Duras, de sus métodos a caballo entre lo lícito y lo ilícito para conseguir saber información sobre el paradero de su marido, de las vivencias de otras personas en circunstancias similares… y en todas ellas, el relato transita por oposiciones como el amor y la muerte, la víctima y el verdugo, para crear una obra en la que nadie es lo que parece ser, y en la que se describe el horror nazi con una claridad y maestría sin precedentes. En este sentido, la autora francesa es un precedente en la redacción de frases cortas como balazos que atacan al corazón y lo rompen en trocitos. Las frases cortas, como de guión cinematográfico, que también están presentes en El amante y El amante de la China del Norte, hacen que el lector tenga la sensación de quedarse sin aliento.

Rober Antelme, el que fuera marido de Duras y del que escribió en "El dolor"
Rober Antelme, el que fuera marido de Duras y del que escribió en “El dolor”

Si ya había descubierto la capacidad de la autora para expresar sentimientos, El dolor me ha dejado impactada, me ha arañado sin compasión, y tras su lectura no he dejado de pensar en cómo en momentos débiles toda persona siente la necesidad de echarlo fuera, de vaciarlo en páginas y más páginas, y de que la posteridad pueda conocer algo de lo que se pasó. Toda su obra, tanto literaria como cinematográfica, lleva pegada su impronta: un cuidado universo sensitivo, con una escritura breve y depurada al máximo, lírica, muy sintética y llena de música. En ella puso siempre toda su intensidad, característica de su forma de ser, lo que la llevó a enrolarse en las filas de la Resistencia Francesa, a militar en el Partido Comunista durante una corta temporada, a estudiar tres carreras, a enamorarse locamente cuando era una joven y a seguir sintiendo toda su vida.

Aunque se ha escrito sobre el nazismo y los campos de concentración, puedo decir, casi sin temor a equivocarme, que El dolor es lo mejor que he leído hasta el momento.  Marguerite Duras nos dejaba el 3 de marzo de 1996 aquejada durante sus últimos años de un cáncer de garganta. Moría en Saigón, Vietnam, justo donde había pasado sus mejores años cuando conoció a ese hombre del que se enamoró perdidamente siendo adolescente de ese hombre que le descubrió el erotismo.

Ficha técnica

2czzhg1Título: El dolor

Autora: Marguerite Duras

Editorial: Plaza & Janés

Año de edición: 1993

Número de páginas: 192