A veces lees un libro que te deja los pelos de punta, que te hace sentir asco de la especie humana, que incluso te hace aspirar un olor fétido mientras lo lees. Eso sientes al llegar a la última página de La viuda descalza, del escritor italiano Salvatore Niffoi, una obra escrita en 2006 publicada en español en junio de 2014 por la Editorial Malpaso y que describe un ambiente putrefacto en la Cerdeña de la posguerra.

El autor Salvatore Niffoi construye una historia de amor fétido y venganza
El autor Salvatore Niffoi construye una historia de amor fétido y venganza

El amor de Mintonia y Micheddu es una excusa para  que el autor describa e ambiente del pueblo de Tàcule. Se transpira sufrimiento ya desde las primeras líneas que describe el asesinato a manos de los fascistas de Micheddu: “Me lo trajeron a casa una mañana de junio, degollado, descuartizado a hachazos como un cerdo. Ni una gota de sangre le había quedado. Dos mitades que para unirlas no habría bastado un ovillo de bramante negro…”.

Las 180 páginas son todas así, en ellas se prepara una venganza por parte de Mintonia, que muy joven tuvo que entender que “cuando el lugar donde vives se convierte en un nido de serpientes resulta difícil soportar tanto veneno”, y ella se va pero no sin antes completar ‘su misión’.

Lo poco que te da la vida, se paga con dolor, y el amor que une a estos dos jóvenes quedará frenado por las propias circunstancias externas y por la maldad del ser humano, siempre tan lobo.

¿Qué deciros para que leáis esta historia? Pues que hay que echarle huevos, no desistir, tener un poco de mente fría y no un estómago flaco porque a veces las expresiones utilizadas te harán sentir que caminas todo el tiempo por la mierda. Pero merece la pena conocer la literatura de este autor que describe la mierda del mundo por la que patinamos. Dolor y dolor, y también elementos muchas veces escatológicos describen una atmósfera brutal. El amor se confunde con el mal olor y las palabras son puñales que penetran en el cuerpo sin avisar, al igual que este fragmento donde se habla de la pobreza de los protagonistas:

“A nosotros, la naturaleza nos había hecho más pobres pero más sanos. Con las enfermedades jugábamos desde pequeños haciendo nuestras necesidades en una lata y limpiándonos con piedras y hojas, construyendo torres en el barro gelatinoso de las cloacas de Su Gutturu de Sas Prunas, despegándonos las garrapatas del ombligo con la punta de la navaja, desinfectando las heridas con una buena meada”.

Puede doler, pero quizás la mejor forma de ponerle nombre a las cosas es imponiéndose a lo políticamente correcto. Todo este relato en primera persona es una oposición a lo correcto con citas que huelen a podredumbre.

“Un olor fétido a intestinos vueltos del revés impregnó nuestra casa durante mucho tiempo…”

Ficha técnica

la-viuda-descalzaTítulo: La viuda descalza

Autor: Salvatore Niffoi

Año de edición: 2014

Editorial: Malpaso

Número de páginas: 186