El lento adiós de los tranvías

Manuel Rico, autor de la novela "El lento adiós de los tranvías"

“Es curioso cómo puede borrarse, sin dejar rastro, la huella de un hombre, cómo puede desaparecer del mapa alguien que tuvo un protagonismo destacado en su época, hasta hace poco más de veinticinco años”.

Así comienza El lento adiós de los tranvías, novela que el poeta, narrador y crítico literario Manuel Rico publicó en 1992 y que ahora recupera la editorial Huso en una edición revisada y actualizada, aunque con el mismo ritmo trepidante que antaño. Y es que desde ese comienzo que nos advierte de una desaparición, ya no podremos parar de leer, sobre todo porque estamos delante de una historia con unos personajes inolvidables y con un estilo de tintes poéticos que hacen del libro un verdadero placer, una maravilla literaria para estos días que corren.

“Cuando tomó asiento y el tranvía iniciaba su marcha, Mario tuvo una sensación obtusa y amarga: aquellos cacharros, viejos compañeros de tantas travesías de la infancia, iniciaban un lento e irreversible adiós”.

Partiendo de su experiencia como poeta, Manuel Rico nos propone una lectura en la que la que la nostalgia tiene un papel esencial. Mario Ojeda es un periodista que sobrevive como administrativo en una empresa de Ciudad Lineal (Madrid) a finales de los años 60, una época marcada por el desasosiego, por la censura y por la persecución de personas que tenían intereses diferentes a los del dictador. Un tiempo que Mario desea que termine pero ante el que también siente tristeza por no ser capaz de capturar algo que se va, y que tiene que ver con el simbolismo de los tranvías. Estos medios de transporte realizaban por aquel tiempo sus últimos viajes, ya que pronto habrían de ser sustituidos por otros vehículos. Es importante la reflexión que se genera en el libro alrededor de los tranvías, que simbolizaban esa forma de entender el mundo lentamente, en tranquilidad. Precisamente, esa calma para la lectura que fomentaban estos espacios es lo que más echará en falta el protagonista, que continuamente piensa en ese mundo que se acaba.

El lento adiós de los tranvías se paladea suavemente, al tiempo que reflexionas sobre temas tan interesantes como la censura, el papel de la cultura en las sociedades, y la falta de libertades y derechos personales. Por todo esto, la historia goza de plena actualidad y nos serviría para tomar el pulso a ese tiempo oscuro de nuestra historia del que todavía quedan muchas cosas por contar.

Encontrar a ese pintor oscuro desaparecido para siempre y de forma misteriosa en esa España de la posguerra se convierte en una obsesión para Mario y las personas que lo acompañan, aunque también, y como él mismo expresa, “en un acto de justicia cultural”. Una investigación personal pero que podría entender como un homenaje a todos los intelectuales que defendieron la cultura por encima de cualquier cosa, hasta con la propia vida. Como dice José María Merino en el prólogo a esta edición, no es casual que el libro esté repleto de referencias de libros y películas.

Ficha técnica

Título: El lento adiós de los tranvías

Autor: Manuel Rico

Editorial: Huso

Año de publicación: 2020

Número de páginas: 298

Escrito por

Graduada en periodismo y enamorada de la lectura y la cultura. Porque leer nos hace mejores personas.

Un comentario sobre “El lento adiós de los tranvías

Si te ha gustado este artículo y quieres dejar tu opinión, encantada de leerte!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .