Que las huellas no se conviertan en cicatrices

Que las huellas no se conviertan en cicatrices- Antía Juncal

Me maravillan las personas intensas, esas que viven cada momento como si fuese el último, y le tributan homenaje en cada instante. Personas que sienten las huellas de cada día, y también de las cicatrices que se crean en la vida. Porque, es cierto, para vivir hay que equivocarse mil y una veces. De eso, y de la intensidad, trata el poemario Que las huellas no se conviertan en cicatrices, de la autora bueuesa Antía Juncal.

Versos que son vida, que nos llevan a los instantes y a las personas que construyen lo que somos. Versos que huelen a salitre, a aprendizaje, a amor y a desamor, a amistad… sensaciones que se evocan también con las letras de canciones que acompañan este lindo poemario. Antía Juncal evoca sensaciones y nos deleita con pensamientos aparentemente simples pero que nos llevan a nuestra parte más sensible, más humana. Porque, dice ella, “destruirte es una buena forma de dejarse llevar por la corriente, para recoger los pedacitos de las personas de las que estás hecha y volver a construirte, ahora más entera, más sabia y más jodidamente feliz”.

Disfruto mucho con este poemario que, aunque no me gusten las comparaciones, me recuerda mucho a Caleidoscopio de Carmen Quinteiro, sobre todo porque ambos parten de lo sensitivo para llegar al interior, de lo cotidiano para evocar lo más profundo, de las vivencias propias para generar empatía en los lectores. Y también porque los dos son refugio, sus versos evocan la calma que sientes cuando llegas a casa tras un día agotador y te sientas en el sofá y susurras al aire: “siempre nos salvarán las palabras”. Porque es cierto, yo creo que ante los días malos, las letras nos sosiegan, nos aportan luminosidad y una cierta calma pocas veces explicable.

Que las huellas no se conviertan en cicatrices se concibe, pues, como un poemario de vida, con versos detrás de los que se adivina una personalidad observadora y muy atenta a los instantes. Una pluma que es capaz de provocar reflexiones en nosotros a través de referencias a lo más cotidiano, y a la que le aguardo un gran futuro en el mundo poético.

Ficha técnica

Título: Que las huellas no se conviertan en cicatrices

Autora: Antía Juncal Avendaño

Editorial: Ringo Rango

Año de publicación: 2019

Número de páginas: 101

Escrito por

Graduada en periodismo y enamorada de la lectura y la cultura. Porque leer nos hace mejores personas.

Si te ha gustado este artículo y quieres dejar tu opinión, encantada de leerte!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .