Pierre Lemaitre, autor de "Recursos inhumanos"
Pierre Lemaitre, autor de “Recursos inhumanos”

La literatura no puede ser ajena al momento concreto en el que alguien la escribe. Se dice a menudo que la novela policiaca es el mejor género para hablar de las realidades que nos suceden, de la cara menos amable del ser humano y de esas preocupaciones que están guarecidas hasta que el escritor las saca a la luz. Por eso, y lejos de esas críticas negativas que menoscaban esta forma de narrar, soy una férrea defensora de la novela negra, criminal y policiaca.

Sobre ese lado menos amable, pero también más descarnadamente real, reflexiona Pierre Lemaitre en su última novela traducida al español, Recursos inhumanos, aunque ya había sido concebida justo cuando en Francia la crisis se encuentra en su estado más acelerado y las grandes empresas comienzan a despedir sin parar a miles de empleados que se quedan en la calle y perdidos, en la mayoría de las ocasiones.

Recursos inhumanos hace referencia precisamente a los mecanismos inhumanos que los ejecutivos y directores de las grandes multinacionales empezaron a aplicar con sus subalternos, creándoles a estos una situación de estrés, de tristeza, de ansiedad de la que pocos pudieron recuperarse. Nos suena, ¿verdad?

Con un manejo muy claro de la intriga, Lemaitre nos presenta a un hombre, Alain Delambre, que pasó de tener una vida cómoda, normal y con un trabajo fijo en una gran empresa, a perderlo todo de la noche a la mañana. Por eso, cuando se le abre un atisbo y una mínima oportunidad para incorporarse de nuevo al mundo laboral que le pertenecía, no duda en recurrir a toda clase de artimañas y súplicas para que ese puesto sea suyo. El misterio reside, pues, en conseguir que Delambre llegue a ocupar ese puesto, y el autor francés nos sumerge de lleno en la piel de este hombre, que pasa por la desesperación, la indignación, la lucha y el deseo de supervivencia, y con el que llegamos a empatizar aún en las acciones menos morales.

Es una obra arriesgada, que se mete de lleno con los grandes, con los gigantes que han hecho que en esta crisis vuelvan a perder de nuevo los mismos. Esto se consigue con una narración que funciona como una radiografía social, en la que la violencia está muy presente. Pero no se trata de una violencia explícita, sino más bien sensorial y que se ve reflejada en cada decisión y en las vivencias del protagonista y de su familia. Porque, la violencia no es solo una pelea que termina con rasguños o con la muerte de las personas, a veces se puede morir lentamente.

Aunque estamos delante de una ficción, lo cierto es que el argumento de Recursos inhumanos tiene concomitancias con lo real. Pierre Lemaitre se basó en un caso real muy sonado en la prensa francesa, y era referente al directivo de France Télévisions Philippe Santini, quien organizó en 2005 un acto demencial sin precedentes para probar la gestión de estrés de sus empleados.

“Para un parado, asistir a la salida del trabajo siempre es un momento duro. No por celos, no. Lo que es difícil no es ser un parado, es continuar viviendo en una sociedad que se basa en la economía del trabajo. Allá donde mires, solo ves lo que te falta”.

En definitiva, estamos ante una obra con la que muchos nos sentimos identificados, que tiene por tema principal la crisis, pero en la que podemos ver esbozados los deseos, la falta de comunicación, el trabajo y la identidad, la familia, el amor, la búsqueda de la felicidad… todos ellos, efectos secundarios de la crisis.

Ficha técnica

Título: Recursos inhumanos

Autor: Pierre Lemaitre

Editorial: Alfaguara

Año de publicación: 2017

Número de páginas: 389