Las hermanas Touza, naturales de Ribadavia, ayudaron a muchos judíos a salvar sus vidas
Las hermanas Touza, naturales de Ribadavia, ayudaron a muchos judíos a salvar sus vidas

La conocían como Estación Libertad, en clave, porque en ese tiempo de fugas y pocos derechos hasta ayudar a las personas era delito. Era en realidad la estación de Ribadavia, municipio orensano donde vivieron a comienzos del siglo pasado tres hermanas que salvaron la vida a más de quinientos judíos que escapaban del régimen nazi.  La gesta de Lola, Amparo y Julia Touza será el tema de una película que se rodará en Hollywood y en con el que el guionista Emilio Ruiz Barrachina buscará rendirles un homenaje multitudinario. Ellas no lo querían así, eras tres mujeres muy silenciosas y a las que no les gustaba el reconocimiento, pero es de recibo que todos y todas conozcamos lo que simbolizaron en la historia de tantas y tantas familias.

Desde su quiosco de la estación estas tres hermanas hicieron su propia guerra, una contienda más anónima que tenía que ver con la defensa de los derechos humanos tan básicos como la vida y la libertad.  Ahora, al margen de esta película, el autor ha decidido escribir también un libro titulado precisamente Estación Libertad y en el que se esbozan en clave de ficción la vida de estas mujeres. Y es que las que ya son conocidas como las Schindler gallegas hicieron de su vida una continua entrega a los demás. Sus acciones fueron siempre ocultas, y ni tan siquiera su familia más cercana llegó a saber nunca de ellas hasta hace unos años, cuando el escritor Antón Patiño Regueira se propuso sacarlas del olvido. A sus oídos había llegado que un neoyorquino quiere saber qué fue de estas mujeres que lo habían ayudado a escapar al otro lado de la frontera en 1943, por lo que le pide a un emigrante gallego que regresa a la tierra, que pregunte por las hermanas Touza.

“Su guerra era más a flor de piel, más humana y más cercana, porque todos aquellos judíos y perseguidos que llegaban tenían un rostro en que reflejarse y unas manos que acariciar”.

Centrándonos en lo que la lectura da de sí, hay que decir que la sensación que te queda es de una historia incompleta, a la que le faltan muchos detalles y mayores referencias a la actividad de las hermanas Touza en esos tiempos tan complejo. Es cierto que tiene la ventaja de ser una novela que busca acercarlas al gran público, pero le falta la esencia de las buenas historias, semejando solamente un acercamiento superficial, que no va más allá de la anécdota concreta.  Lo que sí es destacable es la recreación de un ambiente claramente invernal y oscuro. Yo, que tengo el placer de habitar estas tierras gallegas, me doy cuenta de que la ambientación aquí está muy lograda, sobre todo en lo que atañe a esos parajes nevados.

El lenguaje es muy cinematográfico, y quizás ahí radica la esencia de esta novela, que no deja de ser un trasunto de la película que se va a gravar sobre esta historia. Aunque también se deja un lugar para la reflexión sobre el paso del tiempo y la recuperación de esa infancia que siempre parece volver a nosotros.

Si queréis saber más sobre la historia de las hermanas Touza, os recomiendo este artículo aparecido en el periódico digital Praza Pública (en gallego): http://www.sermosgaliza.gal/articulo/cultura/irmans-touza-salvaron-metade-xente-schindler-ningun-medio-economico/20161121202753052979.html

Ficha técnica

principal-estacion-libertad-es_medTítulo: Estación Libertad

Autor: Emilio Ruiz Barrachina

Editorial: Esfera de Libros

Año de publicación: 2016

Número de páginas: 211