Gerbrand Bakker es autor de "Los perales tienen la flor blanca"
Gerbrand Bakker es autor de “Los perales tienen la flor blanca”

Dice el escritor holandés Gerbrand Bakker que él quiere crear historias que pueda leer tanto un niño de diez años como un hombre de 80. Con esa filosofía, el autor ha escrito obras tan sensibles y maravillosas como Los perales tienen la flor blanca, una novela sobre cómo nos adaptamos a la vida de nuevo tras sufrir un accidente dramático.

“Cada día era distinto. Cada vez que jugábamos a Negro, era como empezar de cero. Como si el tiempo que pasábamos con los ojos abiertos nos contaminara el juego”.

Haciendo alarde de una alta sensibilidad, el escritor holandés nos cuenta la historia de tres hermanos: los gemelos Klaas y Kees y su hermano menor Gerson, quienes se divierten a menudo con un juego llamado “Negro” y que consiste en encontrar lugares sin abrir los ojos. Es solamente un juego, pero… ¿qué ocurre cuando un día nuestros ojos se quedan en negro y ya no podemos ver nada de verdad? Eso es lo que le ocurre al mayor, Gerson, que tras un accidente de coche con su padre queda ciego.

La adaptación tras un suceso que te cambia tanto la vida es el tema principal de la tercera novela de este autor que la editorial Rayo Verde publica en español, tras Todo está tranquilo arriba y Diez gansos. Y en ella, la historia está narrada con sensibilidad y con una descripción de atmósferas que hacen que el ambiente se erija como un personaje más del libro. No en vano coincide la crítica en que Bakker es un autor que escribe como nadie sobre el tiempo, el silencio y el paisaje.

A través de un juego aparentemente de niños, donde se palpa la inocencia de la tierna edad, se habla sobre el salto a la adolescencia, y el fin de la infancia como una época en la que cualquier excusa es buena para un juego.

Y después de todas las sensaciones que este libro provoca en nosotros, está el título: Los perales tienen la flor blanca evoca un momento clave, un momento el que los protagonistas quieren cambiar su sitio en el mundo y conseguir luchar contra unas circunstancias adversas.

Los perales tienen la flor blanca es un ejercicio de simplicidad tras el que se esconde una tragedia humana, y ese efecto se consigue con una selección cuidada de las palabras como si el libro fuese un árbol que podar. Quizás en esto, y también en su tratamiento de ambientes rurales, influye mucho que el autor se haya dedicado durante su vida a la jardinería, entre otros quehaceres.

Intensidad es lo que encontraréis en esta novela diferente.

Ficha técnica

portada_los-perales-tienen-la-flor-blanca-web-201x300Título: Los perales tienen la flor blanca

Autor: Gerbrand Bakker

Editorial: Rayo Verde

Año de publicación: 2015

Número de páginas: 160