“Quiero ser ese compromiso que te obligue a no separarte de mí. Ella solo respondía a sus besos”.

Todo comenzó con una recomendación, y un correo al autor, que llevó a que el visitase mi blog y coincidiese conmigo en que El amor en los tiempos del cólera, de Gabriel García Márquez es una de las mejores historias de amor que se hayan escrito jamás.

Y yo, que considero que los seres humanos son almas errantes condenadas a encontrarse, di las gracias a Internet por permitir que estas sinergias sean posibles, por darnos la oportunidad a miles de lectores de tener contacto con los escritores. La relación lector-escritor cambió rotundamente con la llegada de Internet, ya que ahora una cercanía es más posible. A lo largo de estos años que llevo embarcada en mi blog, me he dado cuenta de la emoción que me embarga al recibir un correo electrónico de una persona que sabes que juega con las palabras, que son esas personas a las que tú más admiras porque te permiten compartir inquietudes sobre la vida y sus misterios.

José López Ruiz sintió la necesidad de llenar con palabras sus silencios
José López Ruiz sintió la necesidad de llenar con palabras sus silencios

Así llegó a mis manos Del desamparo a la esperanza (2014), como un contacto con el escritor José López Ruiz y una serie de correos que no fueron sino el inicio de una experiencia prolífica para compartir impresiones sobre lo que significó este libro en la vida del autor y en la mía misma.

Los libros significan siempre algo en mi vida, os lo digo para bien y para mal. En este caso, es para bien, porque Del desamparo a la esperanza me aportó la dosis de romanticismo que necesitaba en un momento, pero también hizo que sufriese con la historia en la que la eterna dualidad amor-orgullo se disputan para ver quién podrá más. No es una historia de amor de quiosco, sino que las inquietudes de una época aparecen de telón de fondo para mostrarnos la ruindad, la mezquindad y los malentendidos creados por supersticiones y rumores. La historia de amor de Esperanza y Luis es un bucle, una bola de nieve que avanza y retrocede, mientras el amo Silvino es un fantasma que lo empaña todo de malentendidos. Aquí tenéis una novela donde la pasión se opone a la decencia, el deseo a los dictados sociales y el instinto a la razón.

Encontré aquí una potente reflexión sobre la vuelta al pueblo de origen. Los personajes regresan a Serrot de Aruges una y otra vez, intentando recuperar la memoria de lo que vivieron siendo unos niños, aunque tardaron en darse cuenta de que la infancia es un estado pasajero que nos marca pero que no vuelve. Aun así, las referencias a la naturaleza del pueblito me han calado hondo: yo también he pasado infinitos momentos similares a los protagonistas en casa de mis abuelos, he sido testigo de cómo ellos mismos se desmoronaban y se desmoronan mientras yo avanzo, que es lo que veo en Esperanza, aunque el cariño no se reduce.

Ahora es cuando os digo que este libro merece ser conocido, ya que es mucho más que la primera novela de un autor, ya que por circunstancias de la vida, se vio con tiempo de sobra y necesitó fervientemente llenarlo de vivencias no vividas, de emociones, de palabras, de sonidos… sentir que la vida se puede vivir en otras historias  inventadas aunque con recuerdos de uno mismo. Para este jienense, que coincidió en los Salesianos con el gran Antonio Muñoz Molina, la literatura “cobra mayor importancia cuando va asociada a los sentimientos”, por eso no sorprende que ponerse a escribir fuese “el remedio para un mundo que se me venía abajo, para llenar muchos silencios y suplir muchos diálogos a los que he tenido que renunciar”.

¡Vaya! Me he dado cuenta de que esta crítica transpira demasiada emoción. Intenté imitar las sensaciones a flor de piel que me dejó la lectura de Del desamparo a la esperanza. Tengo que hacer una mención especial al título, que expresa esperanza, ejemplifica que hemos avanzado de un estado de cosas en que la mezquindad y el cinismo social se han visto reducidos (aunque no del todo).

Sin más, dejo que la historia de Esperanza y Luis hable por sí misma,  a los que queráis escucharla. Y a José López Ruiz le digo desde aquí que se ha ganado una amiga, una persona con la que reflexionar más allá de esta lectura. Solamente él sabe si ha conseguido su objetivo, si ha llenado sus silencios, pero los míos sí lo ha conseguido.

Ficha técnica

descargaTítulo: Del desamparo a la esperanza

Autor: José López Ruiz

Editorial: Alhulia

Año de publicación: 2014

Número de páginas: 443