Desde que leí Tokio Blues y entré en una vorágine literaria y romántica hacia la figura de Haruki Murakami, nunca creí que este autor japonés pudiese llegar nunca a desilusionarme. Los que me conocen sabrán que este autor es uno de mis favoritos, su filosofía de vida y su forma de escribir tan nostálgica lograron conquistar mi corazón y no hacerme sentir un alma rara en este mundo incomprensible. Dicen que Murakami es un autor mágico, el que comprende a los más introvertidos.

Una pintura de Haruki Murakami
Una pintura de Haruki Murakami

Dejando a un lado este amor platónico, lo cierto es que me falló. Sí señores, Murakami no ha logrado llegar a mi corazón con Hombres sin mujeres (2015), su reciente recopilatorio de relatos donde encontramos a una pluma inmensamente realista y no tan fantástica. Un lado más pegado a la realidad en el que no se observan mañas en el manejo de los artificios literarios a la hora de conseguir impacto emocional en los relatos.

Las historias que componen este libro juegan con esa soledad del ser humano, con esas mujeres que semejan personas ausentes en la vida de los hombres que, más allá de su relación sexual con ellas, buscan entenderlas. Aunque los temas tratados vayan en la dirección de lo que siempre ha caracterizado al autor nipón, lo cierto es que los finales abiertos y los personajes demasiado impersonalizados no terminan de culminar. Por ello aconsejo que si aun no habéis leído a Murakami, no comencéis por esta obra.

Y no es que el autor de Tokio Blues sea un mal escritor de relatos. Nada más lejos de lo común, ya que en Después del terremoto, recogió varias historias de supuestas personas que sobrevivirían al terremoto de 1995 y continúan con la cotidianidad de sus vidas. Ahí sí que tenía arte con la pluma. El reciente libro queda muy por debajo y consigue hacerse con el mercado debido al nombre del autor, más que a la buena propuesta en sí.

Ficha técnica

hombres_sin_mujeres_bigTítulo: Hombre sin mujeres

Autor: Haruki Murakami

Año publicación: 2015

Editorial: Tusquets

Número de páginas: 272