La imaginación es un campo abierto

La imaginación impulsa a ciertas almas humanas a ver más allá de lo real, a pensar en lo imposible, a evadirse de un mundo que les es cruel a veces. Y quién la posee casi siempre puede ser feliz, ya que se crea una ilusión en la mente capaz de traspasar todas las fronteras.

Ana de las tejas verdes (1908), de la autora canadiense Lucy Maud Montgomery,es el primer libro de la saga sobre Ana Shirley, una niña huérfana que es adoptada por error en la casa de los hemanos Cuthbert, Marilla y Mathieu, y que vive la infancia/adolescencia llena de aventuras y magia, a la par que se emociona continuamente al ver los paisajes existentes en Tejas Verdes.

anatejasverdesAunque se trata de un libro juvenil, regreso a él precisamente por su capacidad para emocionar y por lo que marcó mi adolescencia. En él podemos observar los debates internos a los que está sometida una niña peculiar en un tiempo que no era el mejor para el sexo femenino.  Ana se siente insegura por el color rojizo de sus cabellos y las pecas que invaden su rostro, oponiendo las ideas de belleza e inteligencia, ¿cuál es la mejor? La evolución del físico y la psicología, el crecimiento de las ambiciones que hacen tener ansias por la vida, y el nacimiento y continuación de una amistad que se forja en la infancia y que tiene a la pureza como valor supremo e ideal. Todos estos temas van de la mano de la evolución que experimentan los ciudadanos de Avonlea (en la isla de Príncipe Eduardo, Canadá), que poco a poco van adorando a la pequeña Ana, que se hace necesaria a pesar de los recelos del comienzo.

Por otro lado, el lector vive en la imaginación desbordante de Ana y de su amiga Diana, y crece con ella en sus descubrimientos, porque la vida sólo tiene sentido si siempre existe algo nuevo que conocer, a lo que hacer frente:

“Oh, me gustan las cosas que tienen nombres propios, aunque sean nada más que geranios. Les hace parecer a los seres humanos”.

Para entender el contexto del libro, hay que tener en cuenta de allá por el siglo XX había muchas inquietudes, entre las que se encontraban las de una sociedad muy apegada aún a la religión y el debate en torno al poder de la mujer en un mundo eminentemente machista. En este panorama, Ana de las tejas verdes pretende aportar esperanza de un cambio, primero en la imaginación e, inmediatamente, en lo real.

Una obra para soñar, con un poder para encandilar del que sólo gozan los libros juveniles de este estilo, con descripciones de paisajes bucólicos que animan al intelecto a regresar a la infancia y sus alegrías. Soy de las que defienden que en la adolescencia es necesario leer libros que emocionen, que hagan vibrar nuestra mente, y que nos empuje a ver más allá. La saga de Ana de las tejas verdes es de estos libros: de los que atrapan, y emocionan.

“Voy a imaginarme que soy el viento que sopla en los árboles. Cuando me canse de los árboles, imaginaré que estoy en los helechos, luego volaré hasta el jardín de la señora Lynde y haré danzar las flores; después iré con un gran salto al campo de los tréboles, y más tarde acariciaré el Lago de las Aguas Refulgentes, quebrándolo en pequeños rizos brillantes. ¡Hay tanto campo para la imaginación en el viento!”

Por si alguien está interesado en explorar un poco más, sobre estos libros se hizo una serie televisiva, de gran emoción.  Una buena forma de convencer a nuestros pequeños de que la magia sólo hay que buscarla. Y pensarla.

Seguimos en un momento en el que la nostalgia forma parte de la vida y su continuación hacia delante. Aunque hacia atrás también vale.

Escrito por

Graduada en periodismo y enamorada de la lectura y la cultura. Porque leer nos hace mejores personas.

Si te ha gustado este artículo y quieres dejar tu opinión, encantada de leerte!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.