Hanya Yanagihara, autora de "Tan poca vida"
Hanya Yanagihara, autora de “Tan poca vida”

La cita incluida en la contraportada de Tan poca vida, en su traducción al castellano es la clave de lo que se esconde detrás de esta historia: “No cuentes nunca nada a nadie. En el momento en que uno cuenta cualquier cosa, empieza a echar de menos a todo el mundo”. Pertenece a El guardián entre el centeno, de J. D. Salinger, y demuestra que Tan poca vida es el mejor libro que he leído este año, y de los que más me han marcado. El éxito que está teniendo entre crítica y lectores/as no es una desilusión, sino todo lo contrario: emoción, risas, llantos, tristeza… son sentimientos todos por los que pasa el lector en este camino que crea la escritora estadounidense Hanya Yanagihara, que ha irrumpido en la literatura y viene para quedarse.

Esta novela, de más de mil páginas, es una obra completa. Ella es el mejor ejemplo de cómo la vida de cuatro personajes se puede meter en tu pensamiento hasta los tuétanos. Y sí, te cambia la vida.

Tenemos aquí las vivencias de cuatro amigos que se conocen en la universidad y comparten sus momentos a lo largo de sus vidas, pero todos ellos esconden más secretos de los que pensamos. Desde el primer momento, el mecanismo de la intriga hace que no podamos parar de leer, sobre todo cuando irrumpe la historia de Jude, de una dureza tal difícil de imaginar:  es abandonado en una bolsa de basura y encontrado por unos monjes, comenzando ahí su verdadero calvario, un calvario que se extenderá a lo largo de toda su vida. A él lo acompañan Willem, Jean Baptiste (JB), Malcolm, Richard, Harold, Julia, y tantos otros que lo mantienen en pie.

Tan poca vida narra hechos durísimos, pero en todos ellos siempre se atisba un aquel de belleza y hasta de brillantez. Pareciera que en estos momentos se ve verdaderamente a las personas que están a tu lado, y se ve una pequeña luz al final de un túnel muy negro.

“Nueva York estaba habitada por la ambición. A menudo era lo único que todos los neoyorquinos tenían en común”, se dice en la novela en la que las vidas de cuatro amigos se encuentran. A través de ellos la autora reflexiona sobre el valor de la amistad, la importancia del sexo y de la culpa, lo que decimos y lo que callamos, y hasta donde es capaz de llegar la mente humana. Esto se consigue mediante un narrador omnisciente, en el que se combinan pasado y presente para buscar la relación entre lo que fuimos y lo que somos.

A través de Jude, el personaje principal, podemos pensar alrededor de la felicidad, ¿es esta para unos y otros no? ¿cómo se puede lograr? Y con los otros personajes reflexionamos sobre las diversas artes, sobre todo del cine y la pintura.

“Lo que no sabía del éxito era que volvía aburrida a la gente. El fracaso también la volvía aburrida, pero de otro modo. Los fracasados luchaban sin cesar por el éxito. Los que lo alcanzaban también luchaban, por mantenerlo. Era la diferencia entre correr al aire libre y en una cinta”.

¡Ai! y los recuerdos… estos están muy presentes:

“De pronto tomó conciencia del tiempo que pasaba dominando sus recuerdos, la concentración que eso requería y lo frágil que había sido siempre su control sobre ellos”.

Con esta novela podréis captar todas las sensaciones de una vida y seguro, seguro, que no quedaréis indemnes, porque duele y mucho. De lo mejor que he leído.

Ficha técnica

9788426403278Título: Tan poca vida

Autora: Hanya Yanagihara

Editorial: Lumen

Año de publicación: 2016

Número de páginas: 1004