camillaComo cada año,  Camilla Lackberg sorprende a sus lectores con una historia donde pasado y presente se mezclan para lograr una novela negra impregnada de realismo cotidiano y de personas comunes en un lugar tan común como es el pueblo de Fjallbacka, al norte de Suecia. ¿Qué queréis que os diga? Para mí esta autora es de las mejores para desconectar, para trasladarse a un pueblo que se convirtió en parte de mi vida, al que no conozco pero al que veo como mío.

Y es que ya van nueve entregas de esta saga cuya serie de televisión se conoce como “Los crímenes de Fjallbacka”, y con la reciente El domador de leones, vuelve a sorprender a sus seguidores con dosis de los anteriores libros: mucho pasado, mucho presente y mucha correlación entre ambos. Esta autora siempre establece una conexión marcada entre ambos tiempos. Además, está la historia personal de Patrick y Erica que hacen que el ritmo del libro sea ágil.

Básicamente, El domador de leones nos cuenta el misterio de la desaparición de Victoria, una joven que monta a caballo y que aparece muerta en extrañas circunstancias. Al mismo tiempo irán apareciendo personajes que desconciertan, que hacen dudar en cuanto a su nivel de involucramiento en la historia, y que despistan al lector. Bajo este argumento encontramos temas sociales como son la violencia, la violación o las enfermedades mentales. Y es que la novela negra es uno de los vehículos más ventajosos para expresar las preocupaciones humanas.

Plaza de Ingrid Bergman, muy famosa en Fjallbacka
Plaza de Ingrid Bergman, muy famosa en Fjallbacka

A pesar de todo, y aunque soy una apasionada de esta autora y vi críticas positivas por la red, este libro no consiguió engancharme del todo. Me llevó mucho tiempo entrar en la historia, y solamente lo conseguí al final, el cual considero muy forzado y con poca miga y con fragmentos demasiado desperdigados. Sin duda,  Lackberg los tiene mejores. Pero el puzle siempre acaba encajando.

Ficha técnica

camilla_lackberg_964_620x820Título: El domador de leones

Autora: Camilla Lackberg

Editorial: Maeva

Año de publicación: 2015

Número de páginas: 400