Existen historias que solamente entendemos los que nos sentimos reflexivos, solitarios, almas no integradas a las que por momentos nos sobra el mundo, o este se nos hace grande, superior a nuestras fuerzas.  Y cuando esto es así, llegan esos libros que te hacen expresar “anda, no soy un bicho raro, hay alguien que siente como yo”.  De esta dialéctica venía hablando ayer con mi novio: de esa capacidad que tengo para sacar sentimientos de la soledad,  destinados para almas nostálgicas,  pero no dirigidos a todo tipo de público lector.

Manou Fuentes era médico y se valió de su profesión para analizar el sufrimiento y la soledad
Manou Fuentes era médico y se valió de su profesión para analizar el sufrimiento y la soledad

La inconcebible aventura del hombre que fue otro (2015) es el debut espectacular de Manou Fuentes, un médico que vivió su infancia en la Francia rural, y que estudió medicina por seguir con la tradición familiar. Leo en la presentación de Malpaso, la editorial que lo trajo a España, que “el sufrimiento y la soledad de sus pacientes lo condujeron a servirse de la literatura (su gran pasión) para indagar en los recovecos y claroscuros de la vida”.

Sinceramente, ahora entiendo el nivel de esta obra, y sus importantes reflexiones alrededor de un ser humano que pasa siempre desapercibida hasta que un suceso insólito lo lleva a una peregrinación que le hará tomar otro camino diferente en su vida. Del sosiego y la monotonía de la existencia, Édouard Pojulebe, un caballero contable, pasará a ser un fugitivo. Desde que un hombre se mareó y cayó en sus brazos, comienza a invadirlo una angustia acuciante.

El tedio que se nos describe en el comienzo se enrolla como una bola de nieve para ir creciendo en tensión,  todo siempre bañado de filosofía y de los porqués de la existencia, la vida, la muerte y la soledad del hombre. Pojulebe encarna el conformismo, la falta de aspiraciones, del quedarse con lo que ya tenemos sin ansiar algo más.

“La única singularidad que Édouard Pojulebe podía reivindicar en el transcurso de su existencia era el apellido que le había tocado. Excepto por ese detalle, cuya importancia veremos a continuación, nada lo empujaba a salir de la banalidad. Un físico inocuo, una conducta discreta y el deseo de pasar inadvertido habían trazado de antemano su destino”.

El argumento tiene tintes de novela policiaca pero no es solo eso. Es una novela de presentación de los porqués que acechan a todos esos seres humanos que filosofan continuamente sobre el sentido de la existencia. Y es que Pojulebe llega a añorar la simplicidad de los que viven sin hacerse preguntas, sin pensar sobre nada más allá del día a día.

Hasta aquí os estoy describiendo una novela que parecerá pesada a muchos. Y claramente, no es para todos los públicos, pero para esas personas que describía al comienzo será una obra maestra, magnífica, con ARTE, con muchos ecos de obras de filosofía y existencialistas de las que el autor va insertando citas al comienzo de cada breve capítulo.

Para culminar, voy a hablar en términos de sensaciones. Este libro me ha calado hondo, ya que yo también desearía ser otra (en momentos), y esta historia viene a demostrar que son las insólitas situaciones las que a menudo nos cambian y nos hacen diferentes.

Ficha técnica

EAN_9788415996729Título: La inconcebible aventura del hombre que fue otro

Autor: Manou Fuentes

Editorial: Malpaso

Año de publicación: 2015

Número de páginas:283