Decía Fernando Trueba que “la lectura es placer, conocimiento, emoción, enajenación”. Y a mí siempre me ocurre algo muy curioso: cuando alguien menciona un libro que está leyendo siento intriga por averiguar el porqué de ese gusto y casi siempre me lo anoto en mi lista de eternos pendientes (que por ello crece y crece). Si veo a una persona ensimismada en un libro en el tren o en una cafetería, mi intelecto se altera en busca del título para ver si lo conozco o no. Curiosidad insaciable.

Debido a estos sentimientos, hace tiempo que me llevo preguntando los hábitos lectores de mis amigos y compañeros y de todas esas personas que, aún no siéndolo, sigo asiduamente por las redes sociales, debido a su también gusto por la literatura. De ahí que crease una encuesta sobre estos hábitos que respondieron un total de 60 personas. Aunque sea una muestra eminentemente baja para demostrar realmente unos hechos, sí me resultaron curiosos los datos que salieron.

Una foto muy significativa de los hábitos lectores
Una foto muy significativa de los hábitos lectores

Del total de personas, la mayoría (unas 26) tienen 22 años y predomina el sexo femenino. En cuanto a la cantidad de libros que solían leer al mes, la mayoría de encuestados señalaron que “depende del mes” (38 personas), y es que casi todos los lectores leen por placer y no suelen recontar sus libros como sí hacemos por ejemplo los blogueros literarios para superarnos a nosotros mismos y cumplir con nuestras expectativas. En cuanto a la lectura por año, unas 30 personas aseguran leer entre 20 y 50 libros, y tres leen entre 50 y 100 y solamente 2 más de 100 libros al año.

Detrás de la cantidad de libros leídos y de su elección siempre encontramos ciertos factores que nos influyen directa o indirectamente. La sinopsis del libro le influye a 22 encuestados, recomendación de otros lectores a 21, el estado anímico a 19, el título a 12 y la portada tan solo a 3. Lo que acontece la mayoría de las veces es que estos factores se complementan, entrando en juego varios a un tiempo.

En la encuesta también quise que se reflejasen unos pocos de esos vicios o hábitos que muchos lectores adictivos tienen. Entre ellos se encuentran:

– Darle una oportunidad a todo libro que empieces: 25 personas

– Subrayar frases y citas literarias:  22

– Comparar la vida real con la ficcional: 19

– Abandonar un libro que no engancha desde el comienzo: 18

– Hablar de libros en situaciones diversas: 13

– Llenas las redes sociales de reflexiones sobre tus libros favoritos: 9

– Llorar con los personajes literarios: 5

Estos son solamente una pequeña muestra de los vicios insaciables que muchos tenemos, aunque existen muchos más.

En cuanto a los beneficios que aporta la lectura, la mayoría (40 personas) han resaltado el tema del aprendizaje, seguido de la evasión frente a la pesadez de la rutina (29), conocer otros pensamientos (16), pasar el tiempo (9) o viajar a lugares exóticos (7). Eso sí, siempre teniendo en cuenta que las ventajas de la lectura para cada lector no son excluyentes y que casi todos los que contestaron eligieron más de un motivo por el que leer.

La evasión frente a la pesadez de la rutina es uno de los motivos de muchos lectores para leer
La evasión frente a la pesadez de la rutina es uno de los motivos de muchos lectores para leer

Y no se podía olvidar una de la pregunta relativa al momento en el que más tiempo se emplea en leer. Por goleada gana la noche con 33 personas que escogen esta franja del día para irse con las mejores lecturas a sus sueños nocturnos, mientras unas 15 aseguran leer en cualquier rato libre (en el tren, esperando por algo…), y en la mañana, tarde y mediodía la encuesta muestra la menor proporción de adeptos (inferior a tres personas).

Los géneros literarios predilectos son la novela histórica (21 lectores), seguida de la novela negra (18), la fantástica (16), la romántica y erótica (16), la de ciencia ficción (14), la poesía (8), el ensayo (7), la biografía (6) y el young adult (5). Estos datos varían en función de la edad de los encuestados: los géneros como el ensayo, la biografía o la poesía suelen leerse más en edades adultas, mientras que el young adult, como su nombre indica es más para jóvenes. Aunque en la lectura nada es una verdad absoluta.

En la última pregunta de la encuesta estaban los clásicos o contemporáneos, siendo estos últimos los más escogidos por los que respondieron: 44 personas frente a las 16 que leen más clásicos. Aunque este dato no sea muy significativo ya que a menudo los lectores pasan por diversas fases y es avanzando su madurez literaria cuando deciden escoger libros más exigentes y, por lo tanto, ciertos considerados clásicos.

Como veis, de esta encuesta se pueden quitar algunas conclusiones, pero toda persona que lee tiene sus hábitos y estos, como el tiempo, no dejan de cambiar.

Espero que os haya resultado interesante, a mí es un tema que me interesa mucho. Ah, y muchas gracias a todos los que perdistes un poquito de vuestro tiempo para responder a la encuesta y a los que me propusisteis mejoras. Como era mi primera encuesta, para las próximas espero mejorarlas. Un saludo y felices fiestas