“Sólo en las noches de mucho viento la rutina queda en suspenso” (extraído de Las Inviernas, de Cristina Sánchez-Andrade).

Al igual que en los de lluvia. Esta cita expresa demasiado, me dice que los inviernos son un paréntesis largo en nuestras existencias. Pero, más literalmente, esa frase me trae el recuerdo de aquel temporal de nombre Klaus que hizo que sintiese el miedo a flor de piel y que, mientras veía como todo volaba, deseara volver a la infancia. Por primera vez, aunque no por última.

images (1)