En esa tendencia a publicar libros que se está dando entre gente famosa y del audiovisual, Mónica Carrillo, periodista de Antena 3,  escribe La luz de Candela (2014).  No quiero denigrar con eso la calidad de la obra, aunque si hay que reconocer que una cara visible favorece el conocimiento e intriga por parte del público lector.

La primera novela de la presentadora de los informativos de Antena 3 destaca por la sensibilidad a la hora de expresar sentimientos, de mezclar entre capítulos el amor, el desamor, el reproche, la rabia, la mentira y todos esos efectos malévolos que afloran tras una relación tóxica, tal como expresa tan bien Lucía Etxebarría.

“Lo malo de mentir es que uno se acostumbra a la mentira, a sus propias mentiras y les va quitando importancia. Es lógico, es un mecanismo de defensa. Mentir no está bien; “mentir caca2, nos decían de pequeños. Así que cuando uno se va adentrando en el serpenteante mundo de la ocultación de la verdad, necesariamente tiene que aparecer la autoindulgencia, esa que hace que tu conciencia se quede más aliviada”.

Y es que la pasión que nace entre Manuel y Candela, un modelo y una fotógrafa, llevan inevitablemente a la impotencia al no verle futuro. Candela expresa todos esos sentimientos ras la ausencia de los porqués que llevan a Manuel a no querer un futuro junto a ella. La historia no tiene mayor argumento que la expresión de las emociones, y esto se consigue alternando capítulos en los que habla Candela y otros en los que se insertan las visiones de los que están fuera de la relación: la madre, y las amigas Berta, Jimena y Malena. Además, una parte muy novedosa en la creación son los microcuentos: pequeñas historias y poemas al final de cada capítulo. De hecho, esta estructura fue la que inspiró a la autora que había comenzado en Twitter con los 140 caracteres y de ahí se planteó crear la novela.

“La vida es eso que pasa mientras te cuento que cuento los días que pasan para que tú también los cuentes. Y me lo cuentes”.

Teniendo en cuenta la estructura breve del microcuento, todas las oraciones de la novela destacan por su brevedad e incluso no hay sintonía entre ellas, y llega a aburrir.

La moraleja de la historia de Candela es que de todo sufrimiento hay que sobreponerse, que nada duele tanto como para hundirse. La escritura actúa como balsámico y parte de la necesidad de la protagonista. Carrillo incluye muchas referentes culturales que sirven para comparar y crear la personalidad de Candela y para que el lector se identifique.

La chica llorando, cuadro de Lichtenstein
La chica llorando, cuadro de Lichtenstein

“Te quise como si no me fueras a romper el corazón”. Esta es la cita que mejor define la esencia de la novela, la cual se recomienda para todos aquellos que han pasado por una historia similar, pero también para aquellos que quieran reflexionar y leer algo que los revitalice. Ahí reside la novedad de esta novela que está causando furor.

Ficha técnica

imagesTítulo: La luz de Candela

Autora: Mónica Carrillo

Editorial: Planeta

Año de publicación: 2014

Número de páginas: 320