Los libros de dÉpoca vienen con muchos marcapáginas e ilustraciones
Los libros de dÉpoca vienen con muchos marcapáginas e ilustraciones

Hablar de cualquier propuesta de la editorial dÉpoca supone tener que tratar a la vez dos conceptos inseparables. Por una parte, sus propuestas de lecturas de la época decimonónica son el rasgo que los define a la hora de entrar en el mercado. Por otro lado, sus libros están plagados de ilustraciones y dibujos que complementan la historia. Ambos factores nos llevan a defender el libro en formato físico, pues es este libro que aporta algo más el que no tiene nada que perder con respecto al digital. Si pensamos en los coleccionistas y en los lectores que siguen viendo el papel un arma romántica, no podemos perder de vista a esta editorial.

Hecha esta aclaración, pasaré a presentar el primer libro que leo de ella: Evelina o Historia de una joven dama en su entrada en sociedad, de Frances Burney. Encontramos en estas más de 500 páginas una novela en la que dicen se basó la joven Jane Austen, y más cuando conocemos a la joven Evelina, hija no reconocida de lord Belmont, un aristócrata inglés de vida disipada. Su infancia la pasa junto al reverendo Villars, hasta que a punto de cumplir dieciocho años viaja por primera vez a Londres y conoce el mundo urbano,

y ese postureo de la época londinense. Ahí empezará a escribir una serie de cartas al señor Villars donde manifiesta su hastío y las ganas que tiene de volver a su lado.

“No deseo separarme más de él; si aquí estoy triste, en otro lugar sería desgraciada. En su presencia, con un mínimo esfuerzo, toda la alegría de mi carácter parece pronta a retornar”.

Frances Burney publicó Evelina secretamente en 1778
Frances Burney publicó Evelina secretamente en 1778

El género epistolar es el instrumento por el que vamos conociendo el argumento y los sentimientos de la joven Evelina, la cual nos transmite pureza, bondad e inocencia, lo que la lleva a estar en las situaciones más inesperadas.

En Londres Evelina conoce a muchas personas, pero destacan por sus caracteres tan diferentes el distinguido y apuesto lord Orville, por el que la joven se ve inmediatamente cautivada, y el libertino sir Clement Willoughby. A partir de estos dos señoritos entraremos de lleno en el conocimiento de dos formas de ser muy diferentes, en las que podemos ver claramente obras de Austen como Orgullo y prejuicio o Sentido y sensibilidad, o incluso Jane Eyre de Charlote Brontë.

Hay que destacar que la autora nació en 1752 y fue hija del célebre músico Charles Burney, personalidad insigne en la vida cultural londinense de la segunda mitad del siglo XVIII. Con esta obra debutará de forma anónima en 1778, ya que entregó el manuscrito secretamente a la imprenta con la complicidad de su hermano por miedo al juicio negativo de su padre, y por temor a la exposición pública derivada de su publicación. Tras el éxito de esta novela Fanny se ve encumbrada y ensalzada como novelista costumbrista, y se erige como brillante escritora satírica. En el posfacio incluido al final de esta edición se dice acertadamente que Evelina “aprende a sobrevivir en un mundo en el que la mujer se siente desprotegida, en un enorme escenario en el que todos desempeñan un papel”.

El final de Evelina es quizás evidente, pero los infinitos detalles y sensaciones descritos a lo largo de las cartas nos aportan un valioso testimonio sobre la sociedad de la época, sobre sus flaquezas y sus puntos fuertes, pero sobre todo sobre sus rígidas costumbres.

Ficha técnica

EVELINA-cubierta.inddTítulo: Evelina o historia de una joven dama en su entrada en sociedad

Autora: Frances Burney

Editorial: dÉpoca

Año de publicación: 1778

Año de edición: 2013

Número de páginas: 569