El alma de los peces

“Nadie olvidaba nunca nada. Tal vez sea que el frío conserve los odios y los amores como preserva los cuerpos que quedan enterrados en la nieve durante el invierno. O acaso sea que las horas en los pueblos transcurren tan despacio que sus habitantes tengan tiempo para mirarse unos a otros y recordar de cuál […]

Leer Más