Anna Karenina da nombre a un síndrome

En mi hábito como lectora, cada día me vuelvo más exigente y es por ello que me impongo la lectura de ciertos clásicos considerados obligados. Esta tarea ardua nunca culmina ya que a medida que leemos más nos queda por leer aún. ¿Qué os voy a contar que no sepáis? Pero se intenta.

Leer Más