Alma loca por excelencia

Creía en el amor a primera vista, ese amor romántico alimentado por las novelas leídas en mi adolescencia. Conocí a Federico Moccia y su A tres metros sobre el cielo y yo también quería un novio como Hache con sus virtudes y unos defectos apenas vistos. Por aquellas tenía 16 años, más o menos, y […]

Leer Más