Ser mar o lago

Nos faltó nuestro mar. Las lágrimas que habíamos derramado por la inconsistencia de un amor que quería ser y no fue, no tenían ansias para construir ni tan siquiera un mísero lago. Esos “te amo” dichos a contraluz después de un polvo no garantizaron que la unión de los cuerpos cuajase como lo hacen las […]

Leer Más