Por dos segundos de más

“Como lectora, odio las novelas obvias”. Esto aseguraba con ímpetu la escritora Rachel Joyce en una entrevista a El País. Con esta declaración, la verdad es que sus obras tienen una ardua tarea por delante: la de no tratar un argumento demasiado evidente y convincente.

Leer Más