Silencio administrativo

Sara Mesa, autora del libro "Silencio administrativo"

En 2017, la Real Academia de la Lengua Española incluyó en su diccionario el término “aporofobia”, después que de que la filósofa Adela Cortina lo acuñase con el convencimiento de que para resolver cualquier problema, el primer paso es designarlo, ponerle nombre. Aporofobia proviene de la palabra griega áporos, que viene a significar “indigente” o “sin recursos”, y se utiliza para explicar la aversión, miedo y rechazo hacia las personas pobres. A ella la escuche un día decir en una entrevista que lo que sucede con el drama de la inmigración es muy curioso. ¿A qué no simboliza lo mismo un alemán que viene a España a veranear que una patera de personas de países africanos que se lanzan al mar con el objetivo de llegar a un lugar donde puedan tener una oportunidad de vida? El factor que influye aquí es la aporofobia, pues sentimos odio o miedo al pobre, contingencia que los partidos políticos de derechas y extrema derechas aprovechan a su favor, para inocular en la opinión pública la falacia de que esas personas nos vienen a quitar nuestro pan.

Pero, ¿realmente a los gobiernos les interesa acabar con el drama de la pobreza? ¿Se diseñan políticas sociales activas y realistas que tienen en cuenta la urgencia de muchos de estos casos? La respuesta es evidente: NO. Sara Mesa lo descubrió cuando un día decidió ayudar a una mujer que mendigaba en Sevilla y batió de frente contra toda la burocracia administrativa, todo un engranaje diseñado para escupir informes desde los despachos sin poner los pies en la calle y ponerse en la piel de una persona que no tiene cubiertas sus necesidades básicas.

Silencio administrativo se basa en todas las puertas que la escritora Sara Mesa tuvo que tocar buscando un subsidio para esta mujer que malvivía en la calle y que estaba claramente por debajo del umbral de la pobreza. En pleno siglo XXI todavía se mantiene vigente aquel artículo escrito por Mariano José de Larra y que decía que “vuelva usted mañana” para referirse a las vueltas que te obliga a dar la administración. Porque, aunque esta mujer cumplía con todos los “requisitos” exigidos para poder tener una prestación, lo cierto es que desde esa administración despersonalizada se le dan largas. Como si el hambre entendiese de tiempos.

Este relato duele y nos hace sentirnos impotentes, sobre todo porque se vuelve a demostrar una vez más que la erradicación de la pobreza no está entre las medidas urgentes de los gobiernos, sino que estos se limitan a anunciar medidas que no van a la raíz y tan solo se quedan en la cara externa y en la que compra votos en año electoral. Los derechos básicos se ven pisoteados continuamente, mientras las administraciones y los gobiernos se limitan a crear políticas que no se basan en la realidad. Y es que legislar desde un despacho sin conocer la realidad resulta perverso.

El laberinto burocrático tiene el poder de callar apelando a sus razones –falta personal, faltan recursos, se han retrasado partidas, las ayudas son nuevas, estamos definiendo los criterios, estamos saturados…

Sin embargo, no hay razones válidas para el silencio de la otra parte –me cortaron la línea de teléfono y no pude recibir vuestra llamada, no me dio tiempo a pedir el papel que me dijisteis, no entendí qué papel era necesario y mandé otro por error […]

En estas circunstancias, es normal que muchos como Carmen se resignen y desistan. Que la desesperanza gane”.

Ficha técnica

Título: Silencio administrativo. La pobreza en el laberinto burocrático

Autora: Sara Mesa

Editorial: Anagrama

Año de publicación: 2019

Número de páginas: 112

Escrito por

Graduada en periodismo y enamorada de la lectura y la cultura. Porque leer nos hace mejores personas.

2 comentarios sobre “Silencio administrativo

Si te ha gustado este artículo y quieres dejar tu opinión, encantada de leerte!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.